viernes, 14 de agosto de 2009

Higos chumbos


14 comentarios:

Felicitas dijo...

Pues, yo creo que no los he comido nunca. Al menos no los recuerdo tan rojitos como estos.
Muac.
Besitos
;O)

Margalida dijo...

je...je a mi me gustan más los blanquitos por dentro, pero hoy no era posible tendrá que ser la semana que viene si puedo convencer a nachete para ir a cogerlos...

A ver si este año hago mermelada con ellas o helado.

Gloria dijo...

Estos se ven riquisimos Marga. besoos Gloria

Fernanda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernanda dijo...

Yo sí los he comido, me acuerdo que de pequeña me parecían incomibles, pero en la adolescencia me atreví con uno, y me gustaron. Aquí en Murcia por el clima, camino de la playa vas viendo por el paisaje paleras con higos.

Muac muac.

Fernanda dijo...

Ah la receta anterior es genial para este tiempo caluroso. Me la pido!

Gloria dijo...

amo los higos,,,,,

Margalida dijo...

Hola Fernanda
Por aquí cuando era pequeña en cada casa, me refiero a los de mi pueblo, tenía un corral con chumberas.
El corral de chumberas servía para muchas cosas en las casas de campo, a la vez que también solían tener el gallinero.
Nosotras las niñas teníamos que recoger las del suelo las poníamos en una máquina que las picaba y mexcladas con harinas se daban de comer a los cerdos.
Lo normal también solía ser que por la mañana al levantarte los padres ya habían cogido y pelado para el disfrute de los niños.
Al haberlo visto como algo habitual no nos sorprendía el comerlos, además era de la fruta que más podíamos comer en abundancia por la cantidad de las que había.
No se comían en exceso porque coincidían con la temporada de otras frutas. Teníamos bien avisado de no mezclarlas con otras frutas.
Había bastantes leyendas del tapón que provocaban.

Margalida dijo...

Gloria, ¿vosotros por allí también tenéis algunos avisos de las precauciones que hay que tener con las mezclas de esta fruta con las otras?
Si te acuerdas de algunas repetibles y contables me gustaría conocerlas.

Algo muy antiguo es que los niños de la época de nuestros abuelos sus juguetes estaban hechos de las hojas de la chumbera.
Aprovechaban las hojas viejas para hacer carritos con ellas.

Cuando era pequeña y le pedía a mi padre algo, me decía sí de hoja de chumbera.

Margalida dijo...

La otra receta la de los mejillones está buenísima. El puré tiene un sabor que me recuerda mucho a la salsa bechamel.
También es una manera de aprovechar los caldos sobrantes de los mejillones.

Me parece que también toca estar muy buena con langostinos hervidos.
Es muy rápida, fácil de preparar y muy apetecible.
El problema es que me gusta tanto que siempre me sabe a poco.

Felicitas dijo...

Me acabo de comer con los ojos la coca de manzanas y dos higos chumbos... uaaah. estaba todo de miedoooo.
Gracias, Margalida.
Bona nit.
;O)

Margalida dijo...

Has elegido bien, la coca de manzana está buenísima i ses figues de moro no en parlem de bones que són...

El otro día nos regalaron un plato de figues de cristià.
Ya no queda ni para la foto, estaban buenísimas.
De niña con la cantidad que hubiera podido comer y no les hacía ni caso.
A mi la fruta me gustaba cuando la cogía del árbol.
Tenían un puntito caramelizado y nos la comíamos con una almendra.

Acuarius dijo...

yo quiero los negritos por fuera y blancos y enrojecidos por por dentro..esos que pones me dan yuyu :)

Margalida dijo...

¿De qué higos hablas?
je...je je...je

¿hablas de los higos florios?

je...je

parles de les figues flors, de cristià, de la senyora...
También son muy buenas.

Te dan yuyyyu...je...je
¿has cogido por casualidad y se te han quedado las manos llenas de puas?
si es así te comprendo perfectamente, va una con mucho cuidado y siempre se acuerda de ellas un par de semanas más por las puas.